NOTICIAS

Las películas de animación, un bastión único de la innovación y la disrupción en el cine

La definición del género, a esta altura, ya es un malentendido que debe ser resuelto: las películas infantiles dejaron de ser películas infantiles. Caer en la mirada simplona de que los filmes con dibujos animados son sólo para chicos, es tal vez el principal error. 
Mi-villano-favorito
No hay género más innovador y disruptivo que la animación y ahí aparecen, en ese nicho, muchas de las películas más interesantes y que mayor pasión despiertan en la gente. Adultos, niños, ancianos, cualquiera sea la edad de las personas. Sólo alcanza con revisar la lista de las más taquilleras para entender el fenómeno. Por ejemplo, Hotel Transylvania y la secuela de Los Increíbles aparecen en la lista de los filmes más vistos en el 2018.

La factura de las mal llamadas “películas para chicos” es cada vez más rigurosa y exigente. Guiones ingeniosos, personajes multidimensionales y empáticos, tramas originales, universos y escenarios tan creativos como únicos conforman un combo de elementos que permite trabajar sobre diferentes capas de lectura e interpretación. Los adultos entienden guiños e interlineados que les apuntan directo al corazón y los chicos se dejan atrapar por la inevitable fortaleza que tiene siempre una historia bien contada.
“Hotel Transylvania”, la saga de “Mi villano favorito”, las diferentes versiones de “Kung Fu Panda”, “Amigos Salvajes”, “Río” son ejemplos de relatos potentes, emocionales, con una dosis de humor inteligente, diseño exquisito y efectos de animación encantadores.
La elección de estrellas para “actuar” las voces y darles vida a los personajes es otra herramienta que termina de cerrar esa brecha entre cine de adultos y cine infantil. Johnny Deep se luce en el espíritu del camaleón Rango,  Antonio Banderas vuelve inolvidable al Gato con Botas, Zac Efron le pone el alma a Ted en El Lórax y Steve Carell despliega todo su genio en la voz de Gru de Mi Villano favorito 2. Los doblajes respetan la misma calidad y elevan la vara a la hora de juzgar las interpretaciones.

La clave, en definitiva, que origina un cine de calidad sin necesidades de encasillamientos, es el respeto hacia el público. Las películas se plantean como obras que tratan con estima al espectador más allá de su edad. Ya no se piensa en los chicos como un público del futuro, menos demandante y proclive a “comprar” espejitos de colores sino como personas exigentes, que necesitan y eligen películas que los desafíen hoy, en el presente. 

La posibilidad de verlas una y otra vez en señales de televisión como Cinecanal, se convierte en un modo de apropiación de esos contenidos y empiezan a formar parte de esos recuerdos inolvidables y construyen ese imaginario único que les pertenece a los consumos culturales para todos los públicos y de todos los tiempos.

TODOS LOS SÁBADOS DE ENERO, A PARTIR DEL MEDIODÍA, GRANDES Y CHICOS PODRÁN DISFRUTAR EN CINECANAL DE “ALFOMBRA ROJA ANIMADA”, UN ESPECIAL PARA TODA LA FAMILIA CON LOS MEJORES TÍTULOS ANIMADOS DURANTE TODA LA TARDE.
---- 
revista-whats-up-aficiones-colombia